Subsidio para mayores de 55 años

ayuda_subsidio_mayores_55-años

Subsidio mayores de 55 años: el único que permite cotizar por jubilación

Este subsidio está destinado a desempleados mayores de 55 años y  consiste en una ayuda económica de 430 euros que se cobra mes a mes hasta alcanzar la edad de jubilación. En el momento de jubilarse se dejará de cobrar el subsidio para empezar a recibir la pensión que corresponda. Es el único tipo de subsidio en el que de forma simultánea te permite cotizar para cuando tengas que jubilarte

En síntesis, cualquier subsidio se conoce por ser la ayuda monetaria que una institución, organismo o ente le brinda a una persona con la finalidad de que pueda saciar ciertas necesidades. En este aspecto, España es de los países que otorga subsidios especiales donde es indispensable cumplir una serie de requisitos y formalidades para poder disfrutarlos.

¿A quién va dirigido?

El subsidio para mayores de 55 años va dirigido a los trabajadores que se encuentran en paro. El monto de 430 € que perciben es otorgado una vez al mes y por un tiempo limitado, es decir, una vez que son jubilados, dejan de cobrar dicha ayuda. Al llegar a esa edad de jubilación, comienzan a obtener lo concerniente a la pensión correspondiente según los derechos que la ley le atribuya.

Cabe destacar que cuando se trata de falta de trabajo a causa de un empleo a tiempo parcial, el monto del subsidio será cobrado con base a las horas trabajadas.

¿Cuáles son los requisitos para cobrarlo?

Los requisitos principales son no contar con un trabajo y tener 55 años de edad o más. Esta edad debe ser al momento de la extinción del denominado subsidio por falta de empleo o en su defecto, contar con dicha edad a la hora de cumplir con las exigencias establecidas y destinadas al acceso, de al menos uno, de los subsidios mencionados a continuación:

  • Revisión por mejoría de una invalidez.
  • Emigrante retornado.
  • Agotamiento de la prestación contributiva (agotamiento del paro)
  • Insuficiencia de cotización.
  • Liberado de prisión.

Si no se cuenta con la edad mínima, es válido si se cumple la edad en pleno recibimiento de los mismos.

A su vez, es fundamental estar registrado en la condición de demandante de trabajo durante un tiempo mínimo de un mes (aquí te hablamos de como apuntarse al paro) y no haber negado ofertas laborales o incluso no haberse opuesto a la participación en actuaciones relacionadas a la transformación, fomento o aprendizaje profesional. Las únicas eximentes son razones justificadas.

Paralelo a ello, otros requisitos son:

  • Cumplir el Compromiso de Actividad,
  • Carecer de rentas o que estas no superen las 3/4 partes del salario mínimo establecido por la ley
  • Ser cotizante por desempleo al menos durante 6 años a lo largo de toda la vida laboral. Desde aquí puedes solicitar informe de vida laboral
  • Formalizar cada uno de los requisitos sobre el ingreso a las clases de pensión de jubilación que ofrece el Sistema de la Seguridad Social (de todos los requisitos, el único que se excluye es la edad).

Finalmente, dentro de los requisitos sobresale el hecho de estar siendo beneficiado de un subsidio o tener el derecho de acceder a otro. En ambos casos, tales subsidios al final se transformarán en el subsidio para mayores de 55 años de edad.

Fecha de solicitud del subsidio

El momento preciso para presentar la solicitud de subsidio para mayores de 55 años es en un lapso de 15 días hábiles tras el transcurso del “mes de espera” a partir del instante en el que ha culminado la prestación por desempleo.

Documentos necesario para la solicitud

Dentro de los documentos que deben reunirse para realizar la petición formal en la oficina de empleo correspondiente se encuentran la presentación del documento de solicitud del solicitante junto con su documento nacional de identidad (DNI) o tarjeta de identificación (NIE), dependiendo si es trabajador español o extranjero respectivamente.

Al mismo tiempo, se debe presentar un Certificado emitido por el INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social), el cual debe demostrar que el solicitante cumple con el plazo de carencia adecuado que faculta percibir una pensión contributiva de jubilación.

Además, el certificado que haga constar la situación de ser declarado capaz por revisión de situación de invalidez, liberado de prisión o emigrante retornado. Pero solamente en caso de que se solicite a razón de alguna de esas condiciones.

Forma de conocer la aprobación o el rechazo de la solicitud del subsidio

Para saber si fue admitido o negado el subsidio para mayores de 55 años de una persona en particular, existe un modo de saberlo y es el siguiente:

A través del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) se estudiará la solicitud. El análisis será dentro de un plazo de 15 días siguientes a la fecha de la solicitud.

Luego que el SEPE resuelva la solicitud, procederá, si llega a ser aprobada la ayuda, a enviar un comunicado al domicilio del solicitante. En el documento se detallarán varias cosas, como por ejemplo: la base reguladora del subsidio, durabilidad, lapso de pago, ente bancario, entre otros.

Pero si la solicitud es negada, le informarán al solicitante las razones por las cuales no fue aprobada su petición, con la posibilidad de poder realizar las argumentaciones que considere pertinentes.

No obstante, también es posible saber en qué situación se encuentra la solicitud por medio de la consulta del expediente online del solicitante que se halla en el portal del Servicio Público de Empleo Estatal.

Cotizaciones por jubilación y cobro del subsidio

Durante el cobro del subsidio para mayores de 55 años es completamente compatible cotizar por jubilación, pues el ente encargado, o sea, el Servicio Público de Empleo Estatal -SEPE- , opera incorporando a la Seguridad Social las cotizaciones debidas a la jubilación de cada trabajador.

Por otro lado, el porcentaje de cotización por jubilación que se tomará será del 100% del límite mínimo que se halle en plena vigencia y en cada oportunidad. Dicho margen será con base al grupo de cotización que posea cada trabajador.

Ahora bien, las personas beneficiadas con esta ayuda cuentan con la máxima capacidad de firmar un contrato con la Tesorería General de la Seguridad Social -TGSS- y así poder perfeccionar la cotización por jubilación que practica el Servicio Público de Empleo Estatal.

¿Qué se debe hacer para continuar cobrando el subsidio?

Continuar con la recepción de esta ayuda económica después del primer año es factible al llevar a cabo un procedimiento esencial y sencillo. En este sentido, le corresponderá a cada beneficiario presentar ante la oficina de empleo una declaración de las rentas recibidas durante todo el año anterior. Ello con el objeto de asegurar el no exceso del margen máximo de rentas que legalmente son aceptadas en este subsidio.

 

Comparte este contenido en tu red social favorita ...
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Top

MENU