Los permisos de maternidad y paternidad

¿Estáis esperando la llegada de un bebe en casa? Bien,tenemos mucho que compartir en este post. España es un país tradicionalista y eso lo hace protector de la familia, por eso en su legislación actual existen normas y acuerdos que protegen a los futuros padres.

Haciendo un poco de historia, desde finales de los 60, se han dado muchos cambios sociales y económicos en Europa, y entre ellos España. Se ha experimentado una baja en la celebración de uniones matrimoniales así como en el número de nacimientos.

Pero esos cambios no solo tienen que ver con las nupcias y la procreación de niños, sino que también se está dando una participación activa de la mujer española en el mundo laboral. Esta circunstancia obviamente, positiva, y propia de los momentos que vivimos les ha cambiado la actividad a las féminas. Ahora salen a trabajar y ya no están en casa cuidando niños y cocinando. Ahora cumplen con un horario y asisten a su trabajo para poder proveer el sustento a la casa.

Medidas de Protección de la Maternidad

Existen casos donde la mujer es madre y padre, y se ve obligada a trabajar aún más fuerte para poder cubrir todas sus necesidades y las de sus críos. Todo este compromiso es reconocido en nuestro país, y es por ello que existen una serie de leyes y Decretos Reales destinados a la protección de la maternidad en España. Es así, como actualmente se da amparo tanto a la madre como al padre cuando se acerca el nacimiento de un bebe y hasta después del mismo.

En este sentido, se han propiciado muchas maneras de apoyar y proteger a las madres españolas, creando cuidados especiales y cambios en las labores cotidianas que les permitan cuidar su embarazo y llevarlo a un feliz término. Ahora cuentan con servicios como lugares especiales para cuidar a los niños, guarderías, se han habilitado lugares específicamente para poder amamantar a sus hijos, ejerciendo el beneficio de la hora para lactar, entre otras atenciones.

Pues sí, la verdad es que la maternidad, no solo atañe a la mama, sino que el padre también, porque este tiene que levantarse en la madrugada, a ayudar con los requerimientos del nuevo integrante del hogar. Por estas justas razones en la empresa donde trabajas  deberán respetar una serie de prerrogativas que te arropan durante el embarazo y hasta cierto tiempo después del nacimunero del hijo/a.

Duración de la baja

El tiempo de la licencia que te corresponde es de dieciséis (16) semanas, es decir cuatro meses, pero si vais a tener mellizos, te conceden dos semanas más, para hacer un total de dieciocho (18) semanas, y si son trillizos, son cuatro (4) semanas más, es decir veinte (20) semanas, o lo que es igual, cinco meses.

En el caso de que tu bebe, necesite ser hospitalizado después del parto, la ley te otorga, hasta trece semanas más, sumadas a las primeras semanas.

Lactancia

En cuanto a la lactancia, que es una necesidad vital para el recién nacido y para la madre, más que una obligación es un derecho, la legislación actual te concede una hora diaria para ausentarte del trabajo, y que podrás fraccionar en dos periodos de treinta (30) minutos cada una. Si por problemas de propios de la madre o del parto, la alimentación del niño debe ser artificial, ese tiempo necesario para la alimentación del bebe, también será amparado por este permiso.

¿Cuánto cubre la prestación económica durante la baja?

Es importante que sepáis, cuanto es la prestación económica que se da a la madre durante su baja de maternidad, y es el 100% de lo que su empresa cotice a la Seguridad Social, y lo usual es que se cotice la totalidad del sueldo siempre que la madre haya cotizado por lo menos ciento ochenta (180) días durante los siete (7) años anteriores, o trescientos sesenta (360) días durante toda su vida laboral.

Las cuantías a percibir por la prestación por maternidad se corresponden con el 100% de la base reguladora que tenga establecida la trabajadora para la prestación por incapacidad temporal común.

Además de las condiciones referidas anteriormente, si la feliz mama tiene menos de veintiséis (26) años, debe cumplir con dos requisitos más, y que son:

  • Si la madre es menor de veintiún (21) años, no se le exigirán cotizaciones mínimas;
  • Si la madre tiene entre veintiún (21) y veintiséis (26) años de edad, deberá haber cotizado por lo menos noventa (90) días durante los últimos siete años o ciento ochenta (180) días durante todo el tiempo que posea de actividad laboral.

¿Qué pasa si la madre no trabaja o no ha cotizado para el momento del nacimiento del bebe?

Pero ¿qué pasa si la madre no trabaja o no ha cotizado para el momento del nacimiento del bebe? Podrá recibir durante las seis (6) primeras semanas ciertas cantidades para respetar aquello que se conoce como Subsidio No Contributivo de la Maternidad. En este supuesto, la madre podrá ceder al padre el disfrute de las ultimas diez (10) semanas, y él tendrá derecho a no trabajar durante ese lapso y que le paguen el cien por ciento (100%) de su salario.

Vacaciones despúes de la baja

En el camino se nos presentan muchas interrogantes, y otra es la siguiente: ¿la madre puede solicitar que le concedan el disfrute de sus vacaciones, después de la baja de maternidad? Pues buenas noticias, si puede pedirlas, y la empresa convenir con ella en su disfrute aunque ya se haya cumplido el año necesario para que nazca el derecho a vacaciones.

Este derecho persiste aunque el embarazo se haya calificado como riesgoso y se le haya dado incapacidad temporal. La verdadera intención de una madre al solicitar las vacaciones después del parto es poder permanecer más tiempo con su hijo y alargar un poco más la despedida cuando ella tenga que regresar a sus labores normales.

Como pedir la prestacion por maternidad o paternidad

Puedes pasarte por cualquier oficina de la Seguridad Social o bien solicitar por Registro electrónico los subsidios de maternidad o paternidad, para disfrutar de tu baja por nacimiento, adopción y acogimiento  superior a 1 año.

ACCEDE DIRECTAMENTE DESDE AQUÍ A LA TRAMITACION ONLINE

Si decides acudir de forma presencial a alguna oficina de la Seg Social (los denominados CAISS) te recomendamos que de forma previa pidas una cita previa al INSS

 

Actualmente la mayoría de las madres y padres, como decíamos anteriormente, deben compartir su tiempo con los deberes del hogar, los deberes de crianza de sus hijos y sus obligaciones y compromisos laborales. No es fácil, cumplir con dos actividades tan diferentes, y a la vez importantes. El trabajo es el sustento, de la madre y del niño, y las obligaciones de madre son vitales para el bebe, recién nacido.

Es de todos sabido que  las madres tienen capacidad de afrontar un sinfín de actividades, pero donde realmente se lucen las mujeres españolas, y la mujer en general, es cuando deben dedicarse a sus hijos, porque allí es donde hacen magia para estar con ellos y darles sus atenciones y luego a pesar de no haber dormido en la noche anterior, se levantan se ponen guapas, y se alistan para dejar su bebe en la guardería, o con la abuelita y marcharse al trabajo.

Es por eso que es tan importante, estar bien informadas sobre las condiciones de trabajo en estos meses tan especiales para las mujeres, ya que, del conocimiento de todos los derechos depende el bienestar nuestro y del hijo . Este interés  no solo es de la madre, también la empresa donde esta trabaja debe estar atenta para dar protección a la maternidad.

Baja de Paternidad . Algo novedoso

En España se ha dado mucha relevancia al permiso de paternidad, como que entre otras cosas, la madre puede ceder al papa de la criatura hasta diez (10) semanas de su licencia, siempre que las seis (6) semanas siguientes al parto las disfrute la madre.

Esta licencia de paternidad, no solo se concederá para el padre biológico, sino también para aquellos padres por adopción o acogimiento. Para este año 2018, la legislación española a determinado extender el permiso de paternidad, a cinco (5) semanas y además de formalizar su solicitud de baja con un mes de antelación, deberán cumplir con ciertos requisitos.

Estos requisitos son los siguientes:

  • Estar de alta en la Seguridad Social;
  • Haber cotizado ciento ochenta (180) días durante los últimos siete (7) años;
  • Haber acumulado 360 días durante toda su vida laboral;
  • En caso de que la paternidad se derive de una adopción, solo se le concederá el permiso cuando el niño no sea mayor de seis (6) años, pero si el adoptado sufre alguna discapacidad se aumenta la edad hasta los dieciocho (18) años.

Los padres tienen capacidad de afrontar un sinfín de actividades, pero la más importante es dedicarse al cuidado y protección de sus hijos. Es por esto que debéis estar bien informados tanto el padre como la madre sobre las condiciones legales de protección para ambos, durante y después el embarazo, ya que del conocimiento de nuestros derechos, depende el bienestar nuestro, y del hijo que está por llegar.


Top