¿Conviene hacer un MBA?

Esta pregunta posiblemente pase por la mente de muchos, no solamente de recién licenciados, sino también de ejecutivos con experiencia y  directores de personal. Un MBA influye notablemente en una carrera profesional.



El coste de un MBA (Master Business Administration) puede llegar a ser importante, su rentabilidad no es del todo precisa, y, en definitiva, cabe preguntarse: ¿agregan valor a una empresa?
Por otra parte, la demanda de estos masters MBA crece, luego los programas de MBA proliferan. Hace diez años estos programas escaseaban en Europa y una licenciatura en Administración de Empresas era titulación suficiente. En el 2000 encontramos cerca de 500 escuelas que ofrecen programas de MBA, ya que pueden ser requisito indispensable para acceder a un buen empleo. Los directores de RRHH no pueden darle la espalda a este fenómeno. La formación está teniendo mucha importancia porque permite adaptar la fuerza de trabajo en entornos tan cambiantes. Además, la formación de la alta dirección es un asunto que puede considerarse de mayor importancia estratégica.
No todo lo que reluce…

En España el coste de un programa MBA a tiempo completo de primer nivel puede acercarse a los 15.000 euros por año (por dos años), a lo que debería añadirse los salarios pagados por no trabajar mientras se estudia.
¿Se justifica esta inversión? Según una encuesta del Financial Times, un MBA a los tres años de haber terminado el programa obtiene un salario anual que ronda los 120.000 euros por año. ¿Magia? El ingreso a un programa de MBA de primer nivel es altamente selectivo, sólo entran los mejores. Para saber exactamente qué retorno tiene invertir en un MBA hay que saber qué hubiese sucedido con ese joven ejecutivo de no haber hecho el MBA. Seguramente en todos los casos muy mal no le hubiese ido. Tampoco podemos observar qué sucedería si un candidato “del montón” lo hiciese,probablemente el retorno no sería tan alto como el del más capaz. Lamentablemente, aunque existen métodos estadísticos para desentrañar estas hipótesis, los investigadores en RRHH no han zanjado esta cuestión, y la verdadera rentabilidad del MBA sigue siendo incierta.

Si no puedes permitirte realizar un MBA o cualquier otro tipo de master puedes optar por formarte en el sector que más te interese a través de de los CURSOS DEL SEPE o bien con CERTIFICADOS DE PROFESIONALIDAD

¿Qué motiva a un empleado a realizarlo?

Además de los elevados sueldosbeneficios económicos por tener un Master de este tipo, influyen otros factores. Los MBA guardan características análogas a un bien de lujo. Al ser tan selectivos, diferencian, otorgan una visibilidad especial a quienes detentan el título y mejoran el perfil de la carrera profesional.

¿Un MBA añade valor a la empresa?

Desde el punto de vista de la empresa, financiar el MBA requiere una inversión muy elevada de dinero y de tiempo del empleado que lo hace. Hay que decir que, si bien existen MBA para ejecutivos (a tiempo parcial), necesariamente le quitan la energía y la atención. Lo que sucede después del MBA también es fundamental. Existen riesgos de que el ejecutivo se marche, ya que la mayor visibilidad a causa del título y la red de contactos acumulada en el MBA lo hacen presa fácil de los head hunters.
A pesar de los costos y los riesgos, los MBA son apreciados, los programas se llenan de alumnos, las empresas lo pagan. ¿Por qué?
Probablemente porque los trabajadores no quieren un empleo “fijo”, todos piensan en términos de carrera, y los MBA la facilitan.