La baja voluntaria. Efectos secundarios.

Consideraciones al cursar la baja y modelo de carta.

Según una encuesta elaborada por Adecco, cuatro de cada diez trabajadores españoles piensan que este año es un buen año para cambiar de empleo. Ya sea cambiar de trabajo para ganar más dinero, para conciliar, para ascender o para crecer, en definitiva para mejorar nuestras condiciones laborales, es una estupenda y noble aspiración, ahora bien, lo primero que hay que saber antes de dar el paso de abandonar un trabajo voluntariamente es que esta operación de cambio tiene que encajar al milímetro con nuestro futuro empleo. Una baja voluntaria es una cosa seria y aquí no valen las dudas.

Para que no tengáis ninguna duda, vamos a explicar paso a paso los efectos secundarios de decir adiós a un trabajo antes del fin del contrato.

No hay derecho a cobrar paro si nos marchamos voluntariamente

Primero y fundamental. Si abandonamos de forma voluntaria nuestro puesto, debemos de olvidarnos de cobrar el paro ya que no estaríamos en situación legal de desempleo, ni nos han despedido ni nuestro contrato ha terminado. Estamos fuera porque hemos querido por tanto el derecho a paro no existe, y da igual que tengamos 1 o 1000 años cotizados pues sin certificado de empresa que indique despido o final de contrato no hay paro que valga ni nada que hacer en el SEPE.

Cuidado con los periodos de prueba

Como segundo efecto secundario, si estamos en período de prueba, nos vamos, nos incorporamos a otra empresa y resulta que también nos dicen adiós en la nueva empresa, entonces constaría como período de prueba no superado y eso supone quedarnos sin trabajo y además como no han pasado tres meses desde que nos fuimos, tampoco tendremos derecho a paro. Aunque la ley no marca un mínimo, las sentencias judiciales fijan los plazos en tres meses completos trabajados para volver a recibir una prestación.

Casos excepcionales cuando dejamos el trabajo de forma voluntaria

Lo comentado anteriormente es normalmente lo que podemos encontrarnos cuando nos vamos voluntariamente de nuestro empleo, sin embargo existen casos excepcionales en los que podemos marcharnos de la empresa con todo el derecho del mundo a cobrar paro:

  • Si la empresa decide movernos del centro habitual de trabajo y no respeta los 30 días de preaviso o si nos toca cambiar de casa o el traslado al lugar de trabajo nos cuesta más que la nómina. En los casos anteriores, si decidimos decir adiós a nuestro trabajo seremos desempleados oficiales con todas las de la ley.
  • Si nos modifican sustancialmente nuestras condiciones laborales o nos pagan mal y tarde y también en el caso de violencia de género, si nos vamos de la empresa de forma voluntaria no perderemos el derecho a paro.

La carta de baja voluntaria

Si se tiene ya tomada la decisión de dejar el trabajo voluntariamente, redactar una carta de baja voluntaria es la manera correcta de actuar ante la empresa. Debe quedar constancia por escrito de esta decisión del trabajador, y lo mejor y recomendado es mediante un escrito o carta formal.

Los motivos por los que dejar un trabajo pueden ser variados, pero si no queremos tener problemas a la hora de cobrar el finiquito tendremos que tener varias cosas en cuenta a la hora de elaborar nuestra carta

En la carta de renuncia que escribamos debe de aparecer la fecha exacta de la renuncia. También es muy importante cumplir con el plazo de preaviso de 15 días antes de marcharnos del puesto de trabajo, de lo contrario la empresa tiene derecho a descontar los días que correspondan que no estén dentro de ese plazo.

Información a incluir en un escrito de baja voluntaria.

Es importante saber que no es obligatorio ni necesario exponer los motivos que nos han llevado a tomar la decisión de dejar nuestro puesto de trabajo.

Los datos que forzosamente si deben aparecer en cualquier escrito de renuncia son:

  • Datos del trabajador: Nombre y apellidos, DNI, puesto que desempeña
  • Datos de la empresa: Dirección, nombre y CIF
  • Fecha exacta del comunicado. Fecha en la que se entrega la carta
  • Fecha efectiva de la baja voluntaria. Fecha en la que se dejará de asistir al puesto habitual de trabajo

Habrá que hacer dos copias de la carta, una se la queda el propio trabajador y la otra es para la empresa. Las dos cartas deben ir firmadas por ambas caras y debe reflejarse claramente la fecha de entrega para dejar constancia de que la carta se presentó con los 15 días de antelación estipulados por ley.

Modelo de carta para presentar la baja de forma voluntaria

En , ________a ____ de ______de 20___

A/At: (Denominación de la empresa)
Dirección y CIF de la empresa

El Sr __________, con DNI____________ , como trabajador de la empresa denominada _____________, y con el puesto de trabajo _______________, notifica a través de este escrito su presentación de BAJA VOLUNTARIA, según artículo 49.1 d) del Estatuto de los Trabajadores.
Comunica que su último día de prestación de servicios en su puesto de trabajo será el día _____________, cumpliendo así con el plazo de preaviso de 15 días según ley.
Solicito que se ponga lo antes posible a disposición de dicho trabajador el correspondiente documento de liquidación y finiquito.

Fdo: El trabajador Fdo: La empresa (firma y sello)



Suscríbete a nuestro boletín informativo

Responsable:Select.es | Finalidad: Recibir información de nuestro boletín | Legitimación:Tener tu consentimiento | Destinatarios: Tus datos no serán cedidos a nadie y se almacenarán de forma protegida en los servidores de nuestro manejador de correo Mailchimp (EU-US Privacy) | Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos.

Top